Cuándo necesita cambiar la suspensión de su camioneta

Cuándo necesita cambiar la suspensión de su camioneta

La suspensión de su camioneta es el conjunto de elementos que intermedian entre el chasis y las ruedas. Su función es absorber los impactos del terreno, manteniendo las ruedas sobre éste en todo momento. La amortiguación es su elemento clave que hace que cualquier irregularidad del terreno se perciba menos. Con una buena suspensión ARB, evitará que los ocupantes vayan incómodos, mejorará el control del vehículo en terrenos complicados y podrá llevarlo a lugares en los que nunca pensó que podría llegar.

¿Cuándo es necesario cambiar la suspensión de su camioneta?

La suspensión de su camioneta se cambia dependiendo de lo que indique cada fabricante en las especificaciones del vehículo aunque por lo general se debe hacer una revisión a los 20.000 km y la vida media se encuentra aproximadamente en los 60.000 km. Por supuesto, dos vehículos con las mismas características no van a desgastar igual la suspensión de una camioneta porque dependerá en gran medida de la conducción del piloto y el entorno por el que conduzca. Una circulación por autopistas a velocidades bajas siempre desgastará menos que por rutas en mal estado o trochas a gran velocidad.>

La necesidad de cambiar la suspensión de una camioneta generalmente se da por tres razones; esta se encuentra desgastada y presenta alguna falla, usted quiere un desempeño superior que le permita aprovechar su camioneta mejor en terrenos agrestes y trochas o simplemente desea una conducción mucho más cómoda sin pensar en el estado de las vías en su ciudad.

Cuidados para la suspensión de la camioneta

Para cuidar la suspensión de su camioneta, es importante hacer una revisión constante de la presión de los neumáticos, ya que si estos llevan menos presión de la necesaria harán que el vehículo se esfuerce más y podrán ir deteriorando la amortiguación. Además, al momento de cargar su camioneta es muy importante que tenga en cuenta la capacidad de sus amortiguadores, pues puede hacer que este tenga  que desplazar más peso, ejerciendo una fuerza de gravedad sobre la amortiguación que restringe el recorrido del muelle de la suspensión y hace que trabaje más forzada. Tenga mucho cuidado al momento de andar por terrenos con piedras demasiado grandes o superficies escabrosas que puedan golpear la suspensión de su camioneta y dañar alguna de sus partes.

Escuche los ruidos de su camioneta en general, este es un factor que le puede ayudar a detectar pequeños problemas que se pueden reparar fácilmente y prevenir así rupturas graves en la suspensión de la camioneta.

En ARB contamos con las alternativas y la experiencia para asesorarlo al momento de cambiar su suspensión porque queremos ayudarle a llevar su camioneta a otro nivel de desempeño y comodidad. Acérquese a nuestros puntos autorizados y empiece a vivir la aventura.

 

Bibliografia:

www.motorpasion.com

www.diariomotor.com

www.motoryracing.com